¿Qué es el Liderazgo Disruptivo – Constructivo – Consciente?

Written by
  • Carlos C.
  • 3 months ago

Al hablar de Disruptivo – Constructivo – Consciente, es imperativo comentar sobre las tecnologías y empresas que están rompiendo los paradigmas, esas que imaginaron lo no imaginable, que crearon lo que no existía, que sorprendieron al mundo y lo siguen sorprendiendo.

Este tipo de empresas desarrollan o diseñan algo que la humanidad no ha previsto, y que su uso resulta en la solución de algún problema o necesidad, a esto se le define como innovación disruptiva, es esa clase de innovación que rompe con lo tradicional, o lo que llamamos innovación incremental generando productos o servicios de manera metódica, lenta y controlada, permitiendo tener una buena idea de lo que resultará o vendrá.

Es muy importante darnos cuenta que las mejores herramientas que tenemos hoy día para enfrentar el futuro y nuestros grandes desafíos, son la mente humana, y la indomable evolución de la información y comunicación que se está extendiendo velozmente por todo el planeta; de lo que se estima que en aproximadamente 10 años, 4000 millones de personas nuevas se estarán conectando a internet, uniéndose a la eminente conversación e interacción global y con ello a la contribución de nuevas ideas, nuevos resultados, nuevos descubrimientos, nuevos productos e inventos y así también nuevas formas de vida.

La humanidad tendrá y creará más y nuevas herramientas, pero al mismo tiempo se generarán nuevas y desconocidas problemáticas que deberemos enfrentar; estamos apenas entrando en una nueva época, en un parte aguas de antes y después, después de la invención de internet, de la conectividad global, ya nada es igual, es algo parecido a lo que sucedió con la invención de la imprenta, por supuesto guardando las debidas proporciones.

Con la invención de la imprenta fue posible expandir los conocimientos, las noticias, grabar la historia, las imprentas substituyeron a los escribanos que tardaban muchísimo tiempo en hacer escrito para que alguien más los pudiera leer, nacieron los periódicos expandiendo las noticias y aconteceres en el mundo; esta interacción humana a través de la palabra impresa dio en su momento un gran impulso al conocimiento, a las ideas, a los conceptos, al aprendizaje y a la generación de nuevas ideas.

En esta era de la digitalización, de la comunicación global instantánea, estamos viviendo una transformación potenciada, estamos sin darnos cuenta, modificando importantemente nuestras formas de pensar, de crear, de comportarnos y de vivir; es como si cada ser humano actuara como una neurona cerebral que se conecta con otros miles de ellas intercambiando información, puntos de vistas, juicios y hechos, generando nuevas estructuras mentales y quizá expandiendo y evolucionando a nuestros cerebros.

Estamos en la era o época de la digitalización, que nos lleva, por ejemplo, a la desmonetización, o a la desmaterialización y por supuesto a una disrupción nunca antes vista o vivida; con la digitalización los procesos operativos utilizan y comparten tecnologías integradas, haciéndolos más versátiles, precisos, guardando y comparando información global, tendencias, estadísticas, y todo ello en procesos de tiempo increíblemente cortos; este simple hecho da la pauta para que el ser humano se enfoque en tareas diferentes, creativas, evolutivas y más estratégicas.

La digitalización también nos induce a la desmaterialización, al darnos oportunidad de guardar información a gran escala en espacios no físicos, o tan pequeños como un USB o memoria; los objetos se convierten en bits y se insertan en una plataforma digital, los volúmenes posibles de almacenamiento son tan altos que su costo tiende a cero”; –un ejemplo sencillo de la desmaterialización es por ejemplo cuando vamos a un restaurante y vemos que el menú físico ya no está, que se ha convertido en un código QR que escaneamos con nuestro teléfono, y listo, los menús físicos de antaño están ahí dentro; que podemos decir de los libros, la música, fotografías, documentos, diseños, planos, cantidades cuantiosas de información, etc.

La desmonetización esta ya entre nosotros con la creación y aparición de las monedas virtuales, criptomonedas o criptodivisas, donde no existen billetes o monedas físicas, e incluso no hay respaldos como el oro o el petróleo detrás de estas; hoy sabemos que hay ya más de 8000 diferentes monedas virtuales en el mundo y que continúan apareciendo nuevas, siendo las cinco más conocidas hasta el momento, el Bitcoin (BTC), Etherium (ETH), Binance coin (BNB), Cardano (ADA), Tether (USDT) y recientemente el Ciberyuan, controlado por el Banco Central chino.

Las personas, bancos, empresarios, instituciones financieras y gobiernos, ya están invirtiendo en este tipo de divisas virtuales, generándoles varias de ellas muy buenos dividendos al aprovechar el aumento de su valor con la oferta y la demanda; ya es una realidad pagar con moneda y dinero virtual, o el simple hecho de hacer pagos en línea o con el Smartphone; todo esto es una creación totalmente disruptiva, acompañada de la tecnología y desde luego de sus creadores con mentalidades Disruptivas-Constructivas-Conscientes.

Las tecnologías disruptivas cada vez son más impresionantes, como por ejemplo la impresión 3D que abrió la posibilidad de crear cualquier cosa, –sí, cualquier cosa que antes tenía que ser maquinada, moldeada, extruida o construida por etapas y con mayor número de ensambles y componentes, –hoy, es una realidad el construir una casa a través de la impresión 3D, o un órgano biológico como un corazón, un hueso, o cohetes espaciales.

La compañía Relativity Space, creada por empleados de blue Origen y SpaceX trabajan para llevar a cabo el primer lanzamiento de un cohete que está siendo fabricado a través de la impresión 3D, y que tiene la particularidad de reducir la cantidad de componentes, yendo en este ocasión de unas 100,000 partes a solo 1000.

Otro caso increíble y difícil de creer, es el de la empresa Redifine Meat, empresa israelí que está imprimiendo carnes a partir de ingredientes procedentes de plantas, grasa y agua, dándoles una textura realista, apetecible y sabrosa. Esta empresa se fundamenta en que la industria de la carne es una de las más ineficaces del planeta, ya que los 1000 millones de animales para ganado, consumen más agua que todos los humanos y generan más del 10% de la contaminación ambiental, y así también un gran problema de deforestación por ocupar tanto espacio.

La inteligencia artificial, de acuerdo a Forbes se está convirtiendo en una de las tecnologías más disruptivas de la historia, utilizando algoritmos informáticos capaces de aprender a realizar cualquier actividad mucho mejor que un ser humano, llevando a cabo tareas con muy alta precisión y eficiencia; los robots de inteligencia artificial ya conviven con nosotros, ya los vemos frecuentemente en la industria.

Otras tecnologías disruptivas son la realidad aumentada, o realidad mixta, que permite superponer elementos virtuales sobre los reales, mejorando la realidad, esta tecnología es un negocio que en 2020 alcanzó ya los 100,000 millones de dólares a nivel mundial; las aplicaciones de RA son infinitas y se utilizan en la publicidad, en la medicina, en la arquitectura, en la educación, en juegos, o en museos dándole vida a una pintura de Frida Kahlo o Vincent Van Gogh; solo se necesitan cuatro elementos para crearla, una cámara para tomar fotografías de la realidad, un software, un dispositivo como un Smartphone, Tablet o PC y el programador.

La realidad virtual, diferente a la realidad aumentada, es una simulación generada por una computadora o reemplazo del entorno, que al colocarse unos lentes de realidad virtual se bloquea la percepción del mundo alrededor y es sustituido por un mundo digital impresionante, casi real, ese mundo digital es diseñado para engañar a todos nuestros sentidos y el cerebro, haciéndolo tener sensaciones como si realmente existiera, y el observador interactúa con ese ambiente virtual, teniendo sensaciones físicas en el cuerpo. Quizá podríamos llamarle ambiente o entorno 5 D.

Esta tecnología está transformando al mundo con sus múltiples aplicaciones, y al igual que la realidad aumentada tiene cabida prácticamente en todo lo que podamos imaginar, video juegos, publicidad, medicina, educación, ciencia, arquitectura, recorridos, y muchas más; por ejemplo: –es posible observar una operación de corazón a distancia, que se transmita en tiempo real y sea observada por alumnos practicantes de medicina como si estuvieran presentes en primera fila, observando los detalles muy de cerca, incluso mejor que estando presentes en la operación física, o los video juegos que nos hacen sentir que realmente estamos viviendo una diferente realidad, transportándonos a lugares insólitos, y produciéndonos sensaciones increíbles en nuestro cuerpo.

Veamos ahora dos negocios totalmente disruptivos, como lo son la Cafetería Ziferblat de origen ruso, donde el concepto es que toda la comida y bebidas son gratis, y lo único que tienen que pagar es el tiempo que permanecen dentro del establecimiento. Este modelo de negocio disruptivo se le conoce como “Pay per minute”.

Zeleros Hyperloop es la otra empresa disruptiva que está desarrollando un sistema de transporte que pretende convertirse en la mejor alternativa para cubrir de forma eficiente rutas de entre 400 y 1,500 kilómetros, a velocidades de 1000 km/h, el enfoque principal además, la velocidad, utilización de energía limpia, está en la seguridad y la reducción de los costos de infraestructuras, combinando lo mejor de la industria aeroespacial y el ferrocarril, utilizando como medio a un sistema de tubos despresurizados por donde circulará el vehículo o transporte.

Como podemos ver, la nueva era ya está entre nosotros; las preguntas obligadas son: ¿estamos nosotros como líderes en la nueva era?, ¿estamos guiando o desarrollando a nuestros equipos de colaboradores para crear y colocar a nuestras empresas en esos nuevos ámbitos?, si no lo estamos, es momento de empezar, de dar los primeros pasos, no todo se va a construir en un día, pero lo que no podemos hacer, es quedarnos estáticos y pensar que esto no es para nosotros o para nuestra empresa, este tipo de actitud o pensamiento seria aniquilante.

Empecemos por nosotros, ya sea que seamos líderes, jefes o simplemente personas, todo esto impacta a todos, de una forma u otra, es la nueva realidad, es la nueva forma de jugar, de pensar y actuar, empecemos a hacernos preguntas, sobre ¿dónde estamos?, ¿qué estamos ya haciendo?, ¿hacia a dónde vamos?, ¿qué estamos aprendiendo?, ¿en qué nos estamos preparando?, ¿tengo a las personas correctas en mi equipo?, ¿están motivadas?, ¿qué debo hacer para desarrollarlas y elevar su nivel de energía?, ¿estoy generando los espacios o momentos para impulsar la creatividad?.

Un líder actual debe enfocarse primeramente en sí mismo, ya que es muy difícil dar lo que uno no tiene, y lo que damos de alguna manera lo recibimos, si damos amor recibimos amor, si somos personas con valores, nuestros colaboradores y nuestros hijos aprenderán de nosotros, si motivamos nos motivaremos, si cumplimos enseñaremos a otros a cumplir, si somos justos y congruentes, tendremos altas posibilidades que los que colaboran con nosotros también sean justos y congruentes.

Como líderes disruptivos, constructivos y conscientes, debemos reforzar o desarrollar 10 competencias básicas y muy importantes para tener un desempeño exitoso, como las que cito a continuación, revísalas, analízalas y pregúntate si las tienes o cuanto falta para que sean de tu dominio y funcionen contigo y los colaboradores de tu equipo.

  1. Aprendizaje exponencial.
  2. Consciencia plena.
  3. Sensibilidad intrapersonal, interpersonal y social.
  4. Generación de climas y espacios para la creatividad y disrupción
  5. Iniciativa – proactividad
  6. Respuesta ágil
  7. Auto control
  8. Selección y desarrollo de personas
  9. Perseverancia – nivel de energía
  10. Visión estereoscópica 4 D
Article Categories:
Liderazgo · Otros temas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Shares
Follow us on Social Media