Consciencia plena

Written by
  • Carlos C.
  • 3 months ago

Esta es una de las traducciones al español más utilizadas refiriéndose a Mindfulness, otros le llaman Atención plena o Consciencia abierta; lo cierto es que esto significa estar consciente, estar atento a los que acontece principalmente en el presente, observar lo que nos rodea, nuestro entorno, las circunstancias o aconteceres; así también a lo que se gesta en nuestro yo, en nuestro interior; dentro de nuestro cuerpo, la consciencia plena nos invita a darnos cuenta de lo que no nos damos cuenta.

La mente del ser humano permanece mucho tiempo en acontecimientos del pasado y del futuro, y mucho menos tiempo en el presente; el vivir en el pasado nos trae recuerdos, es nuestra vida pasada, lo que hemos experimentado y guardado; si eso es bueno o agradable, estaremos entonces disfrutando de esos buenos momentos, pero si ello no es así, nos estaremos atormentando innecesariamente por algo que ya no existe, algo que ya pasó, y si además ese pasado mediato o inmediato aún afecta a nuestra vida presente, nos seguirá impactando incesantemente.

Lo que nos impacta del pasado debemos de resolverlo lo antes posible, tomar las acciones de inmediato y con ello evitar que nos siga afectando; la mayor parte de las cosas del pasado que impactan a nuestro presente, son cosas simples que dejamos sin darles solución, cosas tan simples como un rayón en la pared, y que siempre que pasamos por ese lugar lo vemos y nos decimos, tengo ya que limpiar ese rayón o esa mancha que se ve muy fea, o también cuando tenemos cosas que nos sobran y que no utilizamos y sabemos que es necesario ordenarlas o eliminarlas, pero ahí siguen.

O aquellos casos en que tenemos conversaciones pendientes con alguien, algo que le hemos querido decir pero no lo hemos hecho; o así también cosas que nos sucedieron y no soltamos o no perdonamos y las llevamos dentro como una carga emocional a todas partes a donde vamos; todo ello nos angustia, nos afecta, hace que nuestro cuerpo produzca hormonas no saludables, que nos producen tensión o estrés; como el cortisol que afecta a las células del cuerpo y así mismo al sistema inmune, surgiendo con el tiempo enfermedades que no tendrían por qué darse; consciencia o atención plena es darnos cuenta de todo esto, poner atención sin juicios previos, para después analizar y estructurar juicios mejor razonados e ir tomando las acciones necesarias para minimizar o eliminar todo aquello que nos afecta.

Nuestras angustias provienen de nuestros juicios, de esa comparativa que hacemos con lo que hemos aprendido, con lo que guardamos de información en nuestro cerebro, en los 100 mil millones de neuronas que tenemos, todo eso está ahí listo para ser invocado; si nos damos cuenta, tenemos la gran oportunidad de cambiar esos pensamientos y juicios y optar para que nos impacte menos; si analizamos nos podremos dar cuenta que existen circunstancias particulares que impactan de forma diferente a una persona y otra, ya que lo filtran de manera diferente basándose en sus experiencias o vivencias pasadas; es por ello que estoy convencido de que tenemos esa capacidad de modificar la forma como estamos siendo impactados y también como nosotros mismos nos impactamos o saboteamos.

La consciencia plena es darnos cuenta, poner más atención consciente a los aconteceres, pero sobre todo observar tratando de no hacer juicios reactivos, primero seamos capaces de ver lo que no vemos, aprender a utilizar todos los sentidos, lo que escuchamos, lo que vemos, lo que olfateamos, lo que sentimos y lo que intuimos, y posterior a esto, aprender a hacer juicios más constructivos y conscientes, filtrándolos mejor y no dejando que tan fácilmente  esos juicios nos afecten; veo muy frecuentemente a personas que se enganchan con la política y con los políticos, se enojan, se molestan, incluso se pelean unos con otros, con los amigos o con la familia, solo por lo que un político dice o hace y la mayoría de las veces ni conocen a los políticos.

Nos dejamos impactar por acontecimientos triviales, que deberíamos simplemente ignorar y no pasaría nada,  en cambio  dejaría de afectarnos ; tendríamos menos angustia y estaríamos más sanos, más fuertes, más motivados, con mayor energía; –porque si no te has dado cuenta, todas esas cosas negativas son consumidoras directas de nuestros niveles de energía, nos cansan y agotan y por lo tanto  nuestras capacidades y habilidades productivas son disminuidas; las personas cansadas o enfermas no son creativas y tampoco emprenden, y todo ello por no darnos cuenta de cómo estamos siendo abrumados por el entorno y circunstancias, reaccionando a ellas en vez de estar respondiendo de una manera cognitiva y mejor razonada.

Si analizamos qué pasa cuando nuestra mente va al futuro de una manera consciente, seguramente nos aportará beneficios, podremos visualizar lo que estamos buscando, anticiparnos a los aconteceres, evaluando o valorando si llegar ahí es conveniente; como los atletas que visualizan mentalmente sus rutinas antes de ejecutarlas; ese recorrido mental refuerza las estructuras cognitivas, las redes o conexiones neuronales previamente construidas, y al cerebro le sirve de práctica para realizar una buena ejecución; pero si incursionamos al futuro mentalmente de forma inconsciente, sin poner atención; esto nos puede angustiar porque aún es desconocido y emergerán muchas dudas y quizá miedos.

El presente es lo que realmente existe, y dura muy poco tiempo, es en el presente el único instante donde podemos actuar, donde podemos llevar a cabo las acciones físicas que se transformarán en resultados, y que una vez realizadas serán parte del pasado, el resultado sea cual sea éste, ya estará dado; debemos  tener mucho cuidado del presente pues es donde se está esculpiendo nuestro futuro y lo que vamos a ser mañana, es el que realmente nos lleva hacia dónde vamos; lo triste es saber que la mayor parte del tiempo solo vamos, es como navegar en el inmenso océano sin tener un rumbo a donde ir, “no hay vientos favorables para una embarcación si no sabe a dónde va”, MIndfullness o Consciencia plena será nuestra brújula, nuestro GPS de navegación de vida.

El secreto de la intención nos invita a filtrar mejor nuestros pensamientos y nuestros juicios antes de la acción; aprende a detenerte unos segundos antes de llevar a cabo la acción y pregúntate: ¿cuál es la intención de mi acción?, ¿me ayuda a ser mejor?, ¿ayuda a los otros?, ¿me acerca a mis objetivos o metas?, ¿es una acción positiva dentro de los valores universales?, ¿suma, resta o multiplica?, ¿hay alguna otra forma de hacerlo?; utiliza estas preguntas o muchas otras que te puedes plantear antes de llevar a cabo tu acción; esto es consciencia plena; “dirigir tu barco a donde realmente quieres ir”, no dejes que otros o que las circunstancias te arrastren a lugares lejanos, inciertos, que te compliquen tu bien estar y bien vivir.

Espera la próxima habilidad…….

Article Categories:
Liderazgo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Shares
Follow us on Social Media